La crisis o enfermedad hemorroidal, abusivamente denominada como “hemorroides” en el lenguaje popular, afecta tanto a mujeres como a hombres. La enfermedad hemorroidal supone una dilatación de los vasos sanguíneos del ano y de la parte de abajo del recto, lo que provoca unos picores, dolores, sangrados y un prolapso (deslizamiento de la mucosa rectal hacia el exterior). En países como Francia, la prevalencia de la enfermedad hemorroidal es del 26% de la población adulta[1] mientras que afecta al 27% de la población total de Estados Unidos, según un estudio epidemiológico realizado por PHILIPOT y HYAMS [2].

Solicita ahora tus pastillas Formule H, satisfecho o te devolvemos tu dinero

Más de la mitad de las mujeres y de los hombres que viven en Canadá desarrollan hemorroides a lo largo de su vida [3]. En Australia, una proporción de alrededor del 34% de la población total se ve afectada. Aunque molesta y dolosa, esta enfermedad resulta también vergonzosa por lo que las personas que la padecen buscan, en un primer momento, un tratamiento suave, eficaz y sin receta médica que les permita resolverla sin tener que hacer frente a la mirada inquisidora de un profesional de la salud (médico, comadrona, etc…).

Sommaire

El mejor tratamiento sin receta médica contra las hemorroides: las pastillas Formule H

Formule HFormule H se posiciona como la anhelada solución para las personas que sufren crisis hemorroidales. Siguiendo este tratamiento, dichas personas constatan que ya no sufren ni picores ni dolores ni sangrados y que el prolapso vuelve a ser reabsorbido. El tratamiento antihemorroidal Formule H ha sido llevado a cabo por unos laboratorios que cuentan con el certificado de agricultura ecológica y que cumplen con las nuevas normas ISO 22000. Para tratar esta dolencia en profundidad así como prevenir eventuales crisis, este complemento alimentario se realiza en forma de pastillas. A diferencia de las cremas contra las hemorroides, las pastillas hacen mucho más que aliviar las hemorroides: llegan hasta el interior de los vasos sanguíneos, el origen del mal, para poder garantizar unos cuidados eficaces a largo plazo.

¿Cuáles son los ingredientes naturales de Formule H?

La eficacia de este tratamiento contra las hemorroides se debe en la sinergia de los efectos de 6 potentes ingredientes naturales. Es importante presentarlos uno a uno, así como su dosis diaria. Para más detalles, nuestro test completo de Formule H está disponible aquí.

Extracto de pepitas de uva (270 mg)

Rica en oligómeros procianidólicos y en antioxidantes, el extracto seco de pepitas contribuye al reforzamiento de las paredes de los vasos sanguíneos según varios estudios. Contribuye a la reducción de la inflamación, de los sangrados y de los dolores debido a las crisis hemorroidales. En definitiva, es útil para tratar y curar las hemorroides.

Extracto de castaña (375 mg)

La castaña es el fruto del castaño de la India (Aesculus hippocastanum). Gracias a su concentración de aescina, el extracto de castaña interviene en la mejora de la resistencia de los vasos sanguíneos y optimiza la circulación sanguínea. La aescina es un complejo de saponinas con efectos vasoconstrictores y antiinflamatorios. Todo ello ayuda a la reparación de los vasos sanguíneos afectados por la enfermedad hemorroidal, reduciendo de manera significativa la inflamación. Gracias a ello, la crisis hemorroidal pierde intensidad y se reabsorbe de forma eficaz.

Extracto de rusco (Ruscus aculeatus) (150 mg)

Según las investigaciones científicas llevadas a cabo en los años 50 por dos franceses, Sannié y Lapin, el rusco contiene, en sus rizomas, al menos dos saponósidos esteróidicos: la neoruscogenina y la ruscogenina, que despliegan unas propiedades vasoconstrictoras increíbles. Esto hace que se use el vegetal como un tratamiento de patologías de origen venoso como las crisis hemorroidales, las varices, las piernas pesadas. Al rusco se le conoce también por otros nombres como acebillo, acebo menor, cornicabra, vara de San José, orusco, escobizo, gibalbeira, jusbarba, hierba de los ratones.

Le Fragon Faux Houx est reconnu pour aider à traiter les crises hémorroïdaires

El rusco es conocido por ayudar a las crisis hemorroidales

Rutina (Extracto de Sophora Japonica) (95 mg)

Además de ser un antioxidante natural, la rutina contiene propiedades antiinflamatorias y despliega un efecto protector sobre los vasos sanguíneos. Se usa con frecuencia como tratamiento contra las hemorroides, las varices, las piernas pesadas y la microangiopatía. Como cualquier flavonoide, optimiza la acción de la vitamina C en el cuerpo mejorando su absorción y retardando su eliminación. La rutina se encuentra en el trigo saraceno, las bayas (arándano, albaricoque, cerezas, moras…) y los cítricos (limones, pomelos, limas, naranjas…). Lo encontramos también en plantas para decorar o para hacer sombra como el Sophora del Japón que puede alcanzar los 25 m de alto.

Ácido ascórbico o vitamina C (180 mg)

Muy eficaz cuando se le combina a la rutina; el ácido ascórbico natural o vitamina C fue descubierto hace casi un siglo, en 1928 por el americano de origen húngaro Albert Szent-Györgvi, y sigue sin desvelar todos sus secretos pese a varias décadas de investigación. Dicho esto, esta molécula que encontramos abundantemente en varias frutas y verduras crudas (naranja, pomelo rosa, fresa, tomate, pimiento rojo, kiwi, melón, brócoli, limón…) es conocida por ayudar a curar y sanar diversas dolencias entre las cuales encontramos las crisis hemorroidales. Linus Pauling, autor del exitoso libro “Vitamin C and the Common Cold”, es un ganador del Premio Nobel de Química que fundó un instituto enteramente dedicado a la Vitamina C. Esta eminencia aconsejar usarla en muy altas dosis para curar diversas enfermedades.

La Hesperidina (100 mg)

La hesperidina es un compuesto flavonoide extraído de las pieles de los cítricos que resulta eficaz para disminuir las hinchazones y la inflamación de las hemorroides. En su número de agosto 2006, The British Journal of Surgery indicó que el examen de 14 estudios indicó que los pacientes que sufrían hemorroides experimentaron una mejora significativa de los síntomas (inflamación, hinchazón, picores) tomando tratamientos con base de hesperidina. La actividad antihemorroidal de la hesperidina es el resultado de la combinación de dos efectos: un efecto vasculoprotector y un efecto veintónico

¿Cómo usar Formule H para lograr el máximo beneficio posible?

Se recomienda a los usuarios de Formule H tomar exactamente 3 pastillas al día con un vaso de agua a la hora de comer. Es posible tomar el conjunto de las pastillas en una sola toma al día, por ejemplo por la mañana en el desayuno. Esto tiene la ventaja de reducir e incluso evitar cualquier olvido a la hora de tomar el tratamiento. Sin embargo, el usuario también puede decidir tomar una pastilla en el desayuno, otra en la comida y finalmente la última a la hora de la cena.

Aprovecha ahora los beneficios de las pastillas Formule H, satisfecho o te devolvemos tu dinero

Comprar Formule H online: ¡cuidado con los timos!

La indudable eficacia de Formule H ha sido el principal vector de su éxito fulgurante. Pero la notoriedad de este producto también ha suscitado el interés de personas malintencionadas que han aprovechado la ocasión para ganar dinero fraudulentamente. Estos sujetos no dudan en proponer online falsos productos con la intención de timar a la gente honrada, o proponen la venta de unas versiones falsificadas quienes, además de tener una dosis inapropiada de ingredientes activos, pueden contener sustancias peligrosas y nocivas para la salud.

¿Cómo hacer entonces para diferenciar entre Formule H y sus falsificaciones?

El fabricante comercializa ÚNICAMENTE el complemento alimentario Fomule H en su página oficial de venta, es decir https://formuleh.com. De esta forma, se controla totalmente el circuito de venta. Es una garantía de seguridad para los compradores y usuarios ya que saben que el genuino Formule H no se compra en farmacias, ni tiendas, ni sitios de comercio online como Amazon y Ebay ni en ninguna otra página web ni tampoco entre los socios comerciales del fabricante. Cualquier persona que sufra de crisis hemorroidal e incluso de fisura anal puede comprar con total tranquilidad Formule H en la web del fabricante ya que el producto no se encuentra en venta en ninguna otra parte.

Gare aux arnaques sur internet

Cuidado con los timos en internet, compra únicamente en la página web oficial

¿Es posible comprar un tratamiento antihemorroidal eficaz sin receta médica?

La crisis hemorroidal es un trastorno de origen circulatorio que figura en la lista (regularmente actualizada por la ANSM) de las indicaciones/situaciones/patologías clínicas reconocidas como adaptadas para un uso de medicación oficinal [4] . Esto significa que ciertos medicamentos contra las hemorroides pueden venderse sin receta médicamente, directamente en las farmacias. Generalmente, se trata de cremas o pomadas que todo el mundo conoce y que no siempre funcionan.

Para encontrar un tratamiento antihemorroidal eficaz, es aconsejable acudir a una cita médica con un médico. En base a las informaciones que habrá podido obtener, éste profesional de la salud establecerá un diagnóstico preciso y te entregará una receta médica que te permitirá comprar un tratamiento antihemorroidal en una farmacia tradicional.

Sin embargo, si el enfermo no puede (debido a los fuertes dolores o a la incomodidad) o no quiere seguir este clásico recorrido, también puede comprar discretamente su tratamiento antihemorroidal eficaz sin abandonar la comodidad de casa o de su oficina. Puede pedir Formule H de forma online, con total seguridad y sin receta médica previa.

Encarga ahora tus pastillas Formule H, satisfecho o te devolvemos tu dinero

¿Por qué los pacientes buscan comprar tratamientos contra las hemorroides sin receta médica?

Aunque sea un trastorno de carácter circulatorio, la enfermedad hemorroidal se desarrolla en una zona anatómica muy íntima. Esta localización hace de ella sistemáticamente una “enfermedad vergonzante” para muchos enfermos que la sufren con regularidad. Por ello se instala un auténtico tabú a la hora de hablar de ella con una tercera persona, aunque ésta sea un profesional de la salud. Este tabú explica en cierto modo la reticencia en acudir a una consulta médica por parte de estos enfermos y su predisposición por optar por tratamientos sin receta médica.

Algunos enfermos que padecen de hemorroides sufren sus manifestaciones con extremada sensibilidad. Por ejemplo, el prolapso es tan pronunciado que los desplazamientos se ven limitados. En vez de acudir de urgencia al hospital, estos enfermos prefieren recurrir a un tratamiento eficaz disponible sin receta médica previa.

Il est difficile de parler de ses hémorroïdes, d'où la recherche de traitements efficaces sans ordonnance

Es difícil hablar de las hemorroides, por eso se buscan tratamientos eficaces sin receta médica

Tratamiento de las hemorroides, ¿cuáles son las posibilidades?

Para tratar las hemorroides, los pacientes recurren en un primer momento a tratamientos a domicilio (trucos, remedios caseros, complementos alimentarios y medicamentos de venta libre) y a tratamientos médicos.

Tratamientos a domicilio de las hemorroides: balance de los trucos, remedios caseros y medicamentos de venta libre

Muchas personas que sufren de hemorroides alivian la inflamación y la hinchazón con tratamientos a domicilio, con tasas de eficacia muy dispares. Comer alimentos ricos en fibra, verdura, frutas y granos es el consejo clásico para reblandecer las heces y aumentar el volumen. Se produce entonces un menor esfuerzo al momento de ir al baño, lo cual ayuda a no agravar los síntomas. Algunos autores señalan que se debe recurrir a las fibras con moderación para evitar así los problemas de gases.

Formule HAdemás de la alimentación, unos gestos relativamente sencillos permiten aliviar a los enfermos. Se trata en primer lugar de mantener la zona anal siempre limpia bañándose o duchándose todos los días y usando unas toallitas sin aroma ni alcohol (en vez de un papel higiénico seco) para limpiarse bien después de ir al baño. También es posible remojar la zona anal en agua tibia normal durante diez o quince minutos, dos o tres veces al día. Finalmente, también se puede aplicar paños muy fríos sobre el ano para poder aliviar la hinchazón. Que cada cual de rienda suelta a su imaginación.

Otros tratamientos incluyen los medicamentos de uso tópico. Se trata, entre otros, de supositorios, tampones que contienen hamamelis, cremas y pomadas con base de hidrocortisona. Muchas personas afectadas por las hemorroides prefieren recurrir a los analgésicos por vía oral como la aspirina, el ibuprofeno y el acetaminofeno. Generalmente, prefieren aliviar temporalmente los síntomas.

En busca de curación, otros enfermos prefieren recurrir a complementos alimentarios que resultan ser unos métodos suaves, naturales, eficaces y que no requieren acudir a una consulta médica. Entre ellos, productos como Cyclo3 han dado de qué hablar pero los especialistas y los usuarios coinciden en señalar que el más eficaz sigue siendo sin lugar a dudas Formule H.

¿Cuáles con los principales tratamientos médicos contra las hemorroides?

A diferencia de los tratamientos a domicilio, los tratamientos medicamentosos son administrados a unos pacientes; es decir, unos enfermos que están bajo la supervisión de un cuerpo médico tras una consulta médica. Para combatir a las hemorroides, la medicina alopática recurre o bien a tratamientos locales, o bien a tratamientos por vía general, o bien a una combinación de las dos categorías.

Tratamientos locales

Se trata de pomadas, cremas y supositorios que contienen, además de corticoides locales, un lubricante, un anestésico, un protector mecánico y/o un flebotrópico. Aunque no sean nocivos y presenten beneficios al corto plazo [5], los tratamientos locales no tienen una acción preventiva ni han demostrado un beneficio al largo plazo. Por todo ello, su uso prolongado no es recomendado.

Tratamiento por vía general

Cuando un trastorno del tránsito intestinal (estreñimiento, diarrea) está relacionado con hemorroides, se prescribe generalmente unos modificadores del tránsito con el objetivo de regular la frecuencia y la consistencia de las heces. Estos remedios contienen fibras alimentarias, mucílagos, ralentizadores del tránsito intestinal y/o laxantes osmóticos. Su eficacia puede perdurar por al menos 3 meses[6].

En presencia de hemorroides agudas, los especialistas prescriben flebotrópicos como la troxerutina, la diosmina, el hidroxietil rutosido y los derivados del Ginko biloba. Unos estudios han demostrado la eficacia de estos tratamientos sobre el sangrado del recto, el prurito y la supuración debidos a las hemorroides [7].

¿Cómo curar las hemorroides: cuáles son las intervenciones médicas posibles?

Existen varias formas de intervenciones médicas que permiten combatir las hemorroides. Conviene sin embargo distinguir el tratamiento instrumental del tratamiento quirúrgico. La inyección esclerosante, la fotocoagulación infrarroja, la ligadura elástica y la crioterapia son consideradas cada una de ellas como un tratamiento instrumental mientras que el tratamiento quirúrgico engloba la hemorroidectomía pedicular (o tradicional), la hemorroidectomía grapada y la cirugía por radiofrecuencia como es el caso del procedimiento Rafaelo.

¿Cómo curar las hemorroides mediante escleroterapia?

Las inyecciones esclerosantes son indicadas para curar la enfermedad hemorroidal interna de grado 1 o 2 acompañada de sangrados y que no se reabsorbe pese a un tratamiento médico. Se requiere una jeringuilla desechable y una extensión de 10 cm, haciéndose la inyección de la solución salina en la base de los pedúnculos de las hemorroides. Se trata de una inyección muy delicada, no debe ser ni demasiado profunda (para evitar ser dolorosa) ni demasiado superficial (para no ocasionar edemas blancos). Los tejidos y los vasos sanguíneos que son tratados de esta forma se hunden y desaparecen a corto plazo. La eficacia de este método es del 70 al 90% de los casos[8] [9].

La fotocoagulación infrarroja

El recurso a la fotocoagulación infrarroja se realiza cuando la enfermedad hemorroidal es de grado 1 o 2 acompañada de sangrados y que no ha podido ser curada mediante un tratamiento médico. Armado de un fotocoagulador de rayos infrarrojos, el especialista aplica calor en la base de cada pedúnculo hemorroidal. Se observa una cicatrización 3 semanas después, lo que provoca una coagulación de los capilares y una fibrosis cicatricial. La eficacia de este método es del 40% en un año.

La ligadura elástica

La práctica de la ligadura elástica está indicada para tratar el prolapso hemorroidal moderado con rectorragia (sangrado al nivel del recto). Es válido también como tratamiento de las hemorroides internas con prolapso limitado a un solo paquete. Gracias a un sistema de aspirador y de un ligador, el técnico realiza una ligadura de los tejidos hemorroidales por encima de la línea pectínea; lo que lleva la formación de una escara cicatrizante al cabo de máximo 3 semanas. Este método permite hasta 4 sesiones, teniendo en cuenta que hay dejar pasar 4 semanas entre 2 sesiones consecutivas. Como resultado observamos una mejora de los síntomas o la desaparición de la enfermedad del 70 al 90% de los casos, en el corte plazo. Entre 1 y 3 años, las ligaduras elásticas resultan ser mucho más eficaces que la fotocoagulación infrarroja.

¿Qué eficacia tiene la crioterapia?

La crioterapia consiste en usar el frío para causar la necrosis del tejido muco-hemorroidal[10]. Este método puede ser realizado de distintas formas. La crioesclerosis o crioterapia directa breve se realiza aplicando el aparato durante 3 máximo 3 minutos sobre las hemorroides. Otra modalidad, la criocirugía, se realiza mediante una aplicación más larga que busca una necrosis más profunda, pero ésta técnica está siendo cada vez más abandonada. El método más utilizado sigue siendo la crioterapia dirigida que se practica junto con una ligadura elástica con el objetivo de potenciar la necrosis. La eficacia de estos métodos no ha sido confirmada por estudios comparativos. Hay que señalar, sin embargo, unos efectos secundarios frecuentes con las diferentes lesiones inducidas, unos sangrados del recto en el 5% de los casos, dolores y una supuración anal.

La cryothérapie, traitement puissant contre les hémorroïdes

La crioterapia puede ser un tratamiento pertinente contra las hemorroides

Electrocoagulación bipolar

También denominada como diatermia bipolar, la electrocoagulación bipolar se realiza gracias a un Bicap®. Este aparato con forma de pistola realiza de 2 a 6 impulsos sobre los paquetes hemorroidales a tratar. Generalmente, una sola sesión basta para coagular toda la zona deseada. La sesión puede realizarse de nuevo 3 o 4 semanas después[11]. Con los sangrados, la eficacia de éste método es inferior al de las ligaduras elásticas y semejante al de la fotocoagulación infrarroja. Sin embargo, el método conlleva un cierto número de efectos indeseables que limitan su uso. Se trata sobre todo de dolores que son de moderados a intensos, molestia anal cuasi constante y una rectorragia que pueden requerir una hemostasia quirúrgica.

¿Es preferible la hemorroidectomía tradicional?

La hemorroidectomía tradicional, también denominada operación Miligan Morgan, dura un máximo de 30 minutos y consiste en retirar las hemorroides bajo anestesia general. Se trata del más antiguo método operatorio y más conocido del público. Además de los frecuentes sangrados que puede producir, es doloroso sobre todo en el momento de defecar, durante los cuidados post operatorios. Puede requerir una hospitalización de 3 días y hasta 30 días de baja laboral. Pese a tan mala reputación, se trata del procedimiento quirúrgico más eficaz frente a los síntomas hemorroidales, incluidos los sangrados, el prolapso y las trombosis.

¿En qué consiste la hemorroidectomia grapada?

Más evolucionada que su versión tradicional, la hemorroidectomía grapada es un método quirúrgico que supone la ablación de las hemorroides distendidas. Los tejidos hemorroidales que resisten son entonces grapados. Este método es ideal para curar las hemorroides de primer y segundo grado. El método operatorio es bastante complejo. Consiste en introducir, por el ano, un tubo redondo y hueco. Este “intermediario” permite colocar una sutura o un largo hilo por encima de las hemorroides en el canal anal. El técnico inserta una grapadora desechable con el fin de volver a colocar los cojines hemorroidales en su estado habitual. Tras ello, quita el anillo alrededor del tejido hemorroidal ampliado y atrapado en la grapadora.

¿Es eficaz la ligadura arterial guiada por Doppler?

La ligadura arterial guiada por Doppler (DGHAL) está recomendada para tratar las hemorroides de grados 2 y 3. Se desaconseja en el caso de hemorroides de grado 3. Sin embargo, la asociación mucopexia/DGHAL está recomendada para combatir las hemorroides de grado 3[12] y grado 4[13]. La DGHAL se practica únicamente en las hemorroides externas debido a su modo de actuación. LA DGHAL consiste en la disminución del tamaño de las hemorroides (en lugar de las extirpar) y en la restauración de los lazos anatómicos hemorroidales en el canal anal. Pese a que los pacientes consideran este método bastante eficaz, haz que señalar que puede inducir complicaciones como sangrado, trombosis (hasta el 7% de los casos)[14], la retención de urina (más de 5% de los casos) o la fisura anal

El método Rafaelo: ¿qué debemos retener de esta intervención mediante radiofrecuencia?

Innovador y prometedor, el procedimiento Rafaelo es un nuevo método que ha revolucionado indudablemente al tratamiento quirúrgico de las hemorroides internas. Éste enfoque, centrado en la cirugía por radiofrecuencia, se practica en ambulatorio, bajo anestesia general y da unos resultados contrastados tanto sobre las hemorroides como sobre las varices. Además de ser relativamente menos doloroso, el método no requiere ninguna baja laboral. El modo operatorio es relativamente sencillo. Una mezcla de suero fisiológico y anestésico es inyectada en el paciente entre la hemorroide y el músculo. Tras ello, unas ondas de radiofrecuencia se realizan durante 15 segundos de media, primero debajo y luego sobre las hemorroides. Ello provoca su retractación y finalmente su secamiento. Treinta días más tarde, los residuos, bajo forma de costra, son evacuados naturalmente por el ano. Ningún cuidado post operatorio es necesario ya que la intervención no provoca ninguna herida de la piel.

¿Por qué las mujeres embarazadas son más susceptibles de desarrollar hemorroides?

Las mujeres embarazadas son más susceptibles de tener hemorroides ya que se están expuestas a distintos factores que aumentan el riesgo hemorroidal. Se trata, entre otras cosas, de:

  • Modificaciones hormonales importantes,
  • estreñimiento,
  • aumento del volumen sanguíneo en circulación,
  • aumento del volumen del útero a medida que el bebé se desarrolla.

Todos los especialistas coinciden en el hecho de que las hemorroides son muy sensibles a las variaciones hormonales. Además, el estreñimiento obliga a la mujer embarazada a realizar un mayor esfuerzo a la hora de ir al baño, lo cual puede suponer un duro desafío para las hemorroides. Es indudable que la circulación sanguínea queda afectada, lo que puede generar una inflamación de las venas sobre todo cuando el peso del bebé puede hacer presión sobre las zonas del recto y del ano, durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

La grossesse favorise l'apparition d'hémorroïdes

El embarazo favorece la aparición de hemorroides

¿Cuáles son los factores que favorecen la aparición de las hemorroides?

Varios factores de riesgo hemorroidal han sido identificados. Van desde los factores alimentarios hasta el calor, pasando por el embarazo y el sedentarismo entre otros:

  • Factores alimentarios

Un régimen alimentario pobre en fibras es un factor de riesgo importante. Además, beber mucho alcohol en vez de agua puede provocar la aparición de hemorroides.

  • Trastornos del tránsito intestinal

El estreñimiento y la diarrea son unos trastornos del tránsito intestinal que son sospechosos de inducir la enfermedad.

  • Embarazo

Una embaraza de cada diez se enfrenta a las hemorroides debido a los cambios hormonales, el crecimiento del volumen uterino (debido al desarrollo del bebé) que hace presión sobre las venas situadas en la región del ano y abajo del recto. El parto supone un factor de riesgo no desdeñable debido a los esfuerzos para empujar que requiere. Ciertos especialistas indican también que la mujer es susceptible de tener crisis hemorroidales durante el periodo premenstrual.

  • Deportes practicados con una postura sentada

La conducción automovilística, el motociclismo, el ciclismo y la equitación han sido señalados como deportes con riesgo hemorroidal.

  • Sedentarismo

El hecho de trabajar durante mucho tiempo de pie (cocineros, obreros,…) o sentado (pilotos, conductores de autobús etc) es considerado como profesión de riesgo.

  • Medicamentos

Entre los muchos medicamentos con riesgo hemorroidal encontramos los tratamientos locales como los supositorios así como los antidepresivos, los hipnóticos y los laxantes.

  • Calor

Algunos especialistas señalan que la dolencia puede provenir de un exceso de calor en el intestino grueso que sería debido a la carga de pesadas cargas, a permanecer sentado demasiado tiempo o al consumo de alimentos picantes (muy especiados). Entre los síntomas de calor que son los precursores de las hemorroides destacan los dolores abdominales, la pesadez del cuerpo, sed sin tener ganas de beber y la sensación de presión en el pecho.

Les aliments épicés peuvent être à l'origine de fortes chaleurs dans le gros intestin

Los alimentos con especias pueden ser la fuente de un fuerte calor en el intestino grueso

¿Cuáles son los principales tipos de hemorroides?

Existen dos principales tipos de hemorroides; las hemorroides internas y las hemorroides externas. Además, el cuerpo médico distingue entre 4 grados de hemorroides refiriéndose a sus aspectos clínicos.

Hemorroides internas

Las hemorroides internas, que constituyen el tipo más frecuente, se desarrollan en la parte baja del recto y/o en el ano. Corresponden a la inflamación de las venas situadas en estas partes. Generalmente, no causan dolores y son más difíciles de detectar. Sin embargo, cuentan con 3 características principales:

  • Los sangrados

Los sangrados causados por las hemorroides internas no son muy importantes ya que no hay un derrame espectacular. Son visibles en las heces: la sangre se diluye en el líquido de las heces y da la impresión de que hay un sangrado intenso. Para nada, no hay que alarmarse demasiado.

  • Molestia o incomodidad

Las personas que sufren de hemorroides internas tienen una sensación de molestia y de incomodidad a nivel de la pared interna del ano .Esta sensación se incrementa en el momento de la defecación.

  • La sensación de quemazón

Las hemorroides internas pueden inducir una ligera sensación de quemazón a nivel de la pared del ano.

Hemorroides externas

Las hemorroides externas son más fáciles de identificar ya que suponen muchas veces un prolapso o incluso varias prominencias. Las prominencias son en realidad unas venas que se han dilatado debido a la fuerte presión ejercida sobre ellas. Sus formas son muy variadas: pueden ser redondas, ovaladas o aplastadas con una textura blanda, arrugada o lisa. La variedad de los tamaños es impresionante, pudiendo ir desde un par de milímetros hasta 3 centímetros. Pueden ser tan gordas como una nuez.

El color de las hemorroides externas varía en función de su grado de desarrollo. Pueden aparecer con el color de la piel, negras, llenas de sangre a punto de volverse rojas, antes de volverse violetas o incluso con un tono azul oscuro. Este estadio avanzado puede agravarse convirtiéndose en una trombosis hemorroidal. Por ello, no hay que tomarse el tratamiento de las hemorroides a la ligera. Las hemorroides externas pueden también sangrar y resultar dolorosas. El dolor es una de las características de las hemorroides externas que suele ser especialmente terrible a la hora de sentarse o de ir al baño. Sin embargo, los especialistas coinciden en el hecho de que las hemorroides externas son más fáciles de tratar.

¿Cuáles son los 4 grados de las hemorroides?

  1. Las hemorroides de grado 1 son congestivas, sin prolapso
  2. Las hemorroides de grado 2 se prolapsan durante el momento de ir al baño (probablemente debido a los esfuerzos realizados) y se reintegran ellas solas después de ir al baño.
  3. Las hemorroides de grado 3 se prolapsan durante la defecación y requieren una reintegración manual.
  4. Las hemorroides de grado 4 están constantemente prolapsadas y no pueden reintegrarse manualmente,

¿Cómo prevenir la aparición de la enfermedad hemorroidal?

Las personas que ya hayan sufrido regularmente de esta dolencia pueden evitarla en el futuro. Para ello deben, según la opinión de los especialistas, evitar los principales factores detonadores. Además de limitar o evitar el consumo de alimentos no recomendables como el vinagre, el café, el chocolate, el alcohol, el ajo, la cebolla, el tomate y el perejil, la ensalada verde, la naranja, la pera y la piña. Los médicos recomiendan a sus pacientes beber al menos 2 litros al día y comer mucha fibra para evitar tener hemorroides. Es importante saber que existen un montón de alimentos ricos en fibra tales como las espinacas, los guisantes, la chirivía, las patatas, las coles de Bruselas etc…

Dicho esto, la prevención de este mal no se realiza únicamente con la alimentación. Es importante también evitar el sedentarismo moviéndose muchas veces para cambiar las posturas, andando o realizando otros ejercicios físicos, no necesariamente intensos (marcha, natación,…) salvo la bicicleta, la moto o todo lo que implique una postura sentada prolongada. La higiene intestinal es más que saludable en materia de prevención. En este marco, hay que privilegiar los suplementos de fibras (disponibles en farmacia sin receta médica previa) como laxativos, no aguantar la respiración ni forzarse a la hora de ir al baño y no permanecer sentado en el baño más del tiempo que sea estrictamente necesario.

Otro método eficaz para prevenir las hemorroides es usar Formule H. En efecto, este complemento alimentario tiene un valor preventivo demostrado según la opinión de los especialistas y los usuarios.

Cura tus hemorroides con las pastillas Formule H, el mejor tratamiento sin receta médica

Referencias

[1] Denis J, Dubois-Arnous N, Ganansia R, Puy-Montbrun Th, Lemarchand N. Hémorroïdectomy : Hospital Leopold Bellan procedure. Int Surg 1989 ; 74 : 152-153.

[2] Hyams L, Philipot J. An epidemiological investigation of haemorroïds. Am J Proctol 1970 ; 21 : 177-183.

[3] http://cdhf.ca/fr/statistiques

[4] http://ansm.sante.fr/Dossiers/Medicaments-en-acces-direct/Medicaments-en-acces-direct

[5] Jiang Z, Tang W, Cao J, et al. Double-blind randomized clinical trial in evaluating the efficacy and safety of rectum mucosa protector in the treatment of acute hemorrhoids. Chin J Surg 2001;39:53-5

[6] Alonso-Coello P, Guyatt G, Heels-Ansdell D, et al. Laxatives for the treatment of hemorrhoids. Cochrane Database Syst Rev 2005 Oct 19;(4):CD004649. Review

[7] Perera N, Liolitsa D, Iype S, et al. Phlebotonics for haemorrhoids. Cochrane Database Syst Rev 2012 Aug 15;8:CD004322. Review

[8] Johanson JF, Rimm A. Optimal nonsurgical treatment of hemorrhoids: a comparative analysis of infrared coagulation, rubber band ligation, and injection sclerotherapy. Am J Gastroenterol 1992;87:1600-6

[9] MacRae HM, McLeod RS. Comparison of hemorrhoidal treatment modalities. A meta-analysis. Dis Colon Rectum 1995;38:687-94

[10] Lewis AA, Rogers HS, Leighton M. Trial of maximal anal dilatation, cryotherapy and elastic band ligation as alternatives to haemorrhoidectomy in the treatment of large prolapsing haemorroids. Br J Surg 1983;70: 54-6

[11] Randall GM, Jensen DM, Machicado GA, et al. Prospective randomized comparative study of bipolar versus direct current electrocoagulation for treatment of bleeding internal hemorrhoids. Gastrointest Endosc 1994;40:403-10

[12] Lumb KJ, Colquhoun PH, Malthaner R, Jayaraman S. Stapled versus conventional surgery for hemorrhoids. Cochrane Database of Systematic Reviews 2006, Issue 4

[13] Giordano P, Gravante G, Sorge R, Ovens L, Nastro P. Long-term outcomes of stapled hemorrhoidopexy vs conventional hemorrhoidectomy: a meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Surg 2009 Mar;144(3): 266-72

[14] Avital S, Inbar R, Karin E, Greenberg R. Five-year follow-up of Doppler-guided hemorrhoidal artery ligation Tech Coloproctol 2012; 16:61-5