Como excrecencias no cancerígenas e indoloras de la piel, los acrocordones son unas afecciones dermatológicas muy comunes entre los hombres y las mujeres de más de 50 años. Estas excrecencias, también denominadas molluscum pendulum o pólipos fibroepiteliales, pueden surgir en cualquier parte del cuerpo, si bien son generalmente más frecuentes en zonas plegables como la axila, la ingle, los muslos, los párpados y el cuello. Aunque apenas son dolorosas y tampoco ponen en riesgo el pronóstico vital del paciente, estos tumores benignos tienen el inconveniente de ser especialmente antiestéticos. Y entonces, ¿cuál es el tratamiento para los acrocordones que hay que usar para quitar eficazmente estas excrecencias? Esto es justo lo que vamos a ver a continuación en éste artículo.

Trata ahora mismo tus acrocordones con Bioxin

¿Qué es un acrocordón?

Crème Bioxin, un traitement efficace contre les acrodorchonsMichelle Nguyen, dermatóloga y directora de cirugía micrográfica en el Mohs and Tufts Medical Center de Boston, afirma que “los acrocordones no son en realidad más que unas lesiones cutáneas benignas compuestas de tejidos cutáneos normales”. En efecto, los acrocordones se parecen a un pequeño balón deshinchado colgado de un delgado pedicelo. Se trata de excrecencias indoloras que pueden variar en número de uno a cientos. Tanto los hombres como las mujeres son proclives a desarrollar esta afección. La obesidad parece estar asociada al desarrollo de este mal. Pese a que algunos pueden caerse espontáneamente, la mayoría resisten una vez que se han formado.

Al principio, los acrocordones pueden ser tan pequeños como una cabeza de alfiler aplastada. Pese a que la mayoría son generalmente pequeños (2 mm a 5 mm de diámetro), algunos pueden crecer hasta ser tan gordos como una uva (1 cm de diámetro) o un higo (5 cm de diámetro). Su superficie puede ser lisa o de aspecto irregular. Son generalmente de color carne o ligeramente negros.

Los acrocordones no son peligrosos. Se encuentran generalmente sobre:

  • El cuello
  • El pecho
  • Los párpados
  • La espalda
  • Las axilas
  • Debajo de los pechos
  • La región de la ingle

Aparecen más habitualmente en las mujeres, sobre todo con la ganancia de peso, y en las personas mayores. No causan generalmente ningún dolor; sin embargo, pueden irritarse si algo, como ropa o joyas, les raspa.

¿Cuáles son las causas del molluscum pendulum?

El dermatólogo Joshua Zeichner sostiene que “los pólipos fibroepiteliales, compuestos por piel y grasa adicionales, pueden ocurrirle a cualquier persona. Existe sin embargo un componente genético por lo que las personas cuyos padres los tuvieron son más susceptibles de sufrirlos ellos también”. Según un estudio de 2008, el virus del papiloma humano (VPH) puede ser una causa de desarrollo de estas afecciones cutáneas. El estudio analizó 37 tipos de acrocordones situados en distintas partes del cuerpo, incluidos los párpados. Los resultados mostraron que el ADN del VPH estaba presente en casi el 50% de los acrocordones analizados.

La resistencia a la insulina, que puede llevar a una diabetes del tipo 2 y a una prediabetes, puede también jugar su papel en el desarrollo de los pólipos fibroepiteliales. Las personas que tengan una resistencia a la insulina comprada en farmacias no absorben eficazmente la glucosa en la sangre. Según un estudio de 2010, la presencia de varios acrocordones está relacionada con una resistencia a la insulina, a un índice de masa corporal elevado y una tasa de triglicéridos elevada.

El Molluscum Pendulum puede ser también un efecto secundario habitual del embarazo. Esto puede ser debido a las hormonas del embarazo y a la ganancia de peso. En casos muy raros, varios pólipos fibroepiteliales pueden ser el síntoma de un desequilibrio hormonal o de un problema endocrinológico. Puede haber una relación genética y no es algo inusual que varios miembros de una familia los tengan.

Según Anthony Rossi, cirujano dermatólogo del centro de cancerología Memorial Sloan Kettering y profesor adjunto de dermatología del Weill Cornell Medical College, “los expertos piensan que el frotamiento a nivel de las axilas, los párpados o del cuello, pueden causar un acceso a lo largo del tiempo, si bien no sabemos por qué exactamente algunas personas tienen más que otras”. Los frotamientos repetitivos y llevar ropa ajustada pueden contribuir al surgimiento del molluscum pendulum en la piel de personas con sobrepeso. Según un artículo médico escrito por dermatólogos en España, una paciente obesa, cuyo trabajo requería levantar sus brazos repetidamente, desarrolló un acrocordón a lo largo de sus tirantes.

Molluscum Pendulum

Molluscum Pendulum

¿Quién es susceptible de tener acrocordones?

Más de la mitad, por no decir que la totalidad de la población en general es susceptible de sufrir acrocordones en algún momento dado de su vida. Pese a que estas marcas son generalmente adquiridas (no están presentes en el momento del nacimiento) y que pueden surgirle a cualquier persona, aparecen más habitualmente en la edad adulta. Son mucho más habituales en las personas con una edad avanzada. Los niños y los recién nacidos también pueden desarrollar estas marcas cutáneas, sobre todo en las axilas y el cuello. Son más frecuentes en las personas con sobrepeso.

Las subidas hormonales, como las observadas durante el embarazo, pueden provocar un aumento de la formación de acrocordones, siendo estas manifestaciones más frecuentes en las mujeres embarazadas. Son esencialmente inofensivos y no deben tratarse salve que sean molestos. Ciertas estructuras se parecen a acrocordones pero no lo son. Ciertas erupciones cutáneas pueden a veces confundirse con estas manifestaciones, pero una biopsia del tejido ayudará a confirmar el diagnóstico.

¿Cuándo se vuelven dolorosos los acrocordones?

Hoy en día sabemos que los acrocordones pueden caerse por sí solos. Esto puede ocurrir después de un traumatismo, incluso muy leve. También se producen frotamientos involutarios. Ciertas personas los retuercen y los frotan con su ropa. Los acrocordones se vuelven entonces rojos y dolorosos, después se necrotizan (ennegrecimiento) y caen.

¿Es una buena idea quitarse uno mismo los acrocordones?

La gente utiliza cualquier método extravagante para intentar quitarse las etiquetas de la piel por sus propios métodos”, explica el doctor Rossi. Ha oído hablar de gente que se ataban cuerdecitas alrededor de ellos, los quemaban, intentaban quitarlos con sus dedos e incluso cerraban libros sobre ellos. “Es una locura lo que la gente puede llegar a hacer”, dice.

Un dermatólogo, por otro lado, puede quitar los pólipos fibroepiteliales de una forma rápida y limpia. Aunque parezca bastante sencillo quitarlos uno mismo, ¿verdad?

Echa el freno. “Es como cuando la gente intenta cortarse el pelo”, explica el doctor Rossi. “Nunca va como ellos quisieran”.

Por otro lado, los dermatólogos tienen instrumentos esterilizados. Utilizar tus propios instrumentos podría llevar a una infección. Además, mientras que los dermatólogos pueden usar una anestesia local y pueden detener la sangre, es posible que se produzca un sangrado incontrolable si se usan métodos caseros.

Incluso los medicamentos de venta libre que pretenden disolver los acrocordones pueden ser una mala idea”, afirma el doctor Rossi. “Puedes quemarte la piel o dejar marcas”, dice. “Puede haber consecuencias imprevistas”.

Aquellos que detestan la idea de que alguien les corte la piel, pueden pedir a un médico que los congele o que los derrita.

Pero hay un motivo todavía más importante por el que visitar a un experto. Después de que el dermatólogo haya quitado una excrecencia, va a mirarla bajo un microscopio.

“Hay cosas que se parecen a unos pólipos fibroepitelianos, pero que en realidad son tumores cancerígenos”, explica el doctor Rossi.

Esto no significa que haya que entrar en pánico si nos encontramos con un tumor. La mayoría son simplemente benignos, pero eso no lo podemos saber si no somos un especialista. Además, verificar una lesión es una “buena excusa” para que el médico examine el resto del cuerpo.

Acrochordons dans le cou

Los acrocordones se manifiestan muchas veces en el cuello

¿Existen unos tratamientos naturales para eliminar los acrocordones sobre los párpados?

Los remedios vendidos en farmacia no son los únicos tratamientos posibles. Existen numerosas recetas naturales que permiten eliminar los acrocordones. Tienen la ventaja de ser fáciles de realizar y de no contar con efectos secundarios nocivos. Todo el mundo puede usarlas y los ingredientes que requieren son muy accesibles. Según el dermatólogo Laurel Baversen Geraghty, la eliminación de los pólipos fibroepiteliales de la piel es algo que los pacientes solicitan constantemente. “La gente viene a verme todos los días para preguntarme qué pueden hacer con estos acrocordones, ¿cómo puedo librarme de ellos?”. ¡A continuación arrojamos algo de luz sobre el tratamiento natural de los acrocordones des los párpados!

El vinagre de sidra de manzana

Utilizado desde hace generaciones para los cuidados de la piel debido a su capacidad para destruir bacterias y hongos nocivos, el vinagre de manzana ecológico siempre se sitúa en los primeros puestos de la lista cuando se trata de enfrentarse a los molluscum pendulum, las verrugas, el eczema y el acné.

Es necesario mojar una bolita de algodón esterilizado en vinagre de sidra de manzana y fijarlo en la parte afectada con un esparadrapo durante 20 minutos. Se debe retirar el vendaje y verificar si no hay irritación sobre la piel. Si no se observa irritación, el tratamiento deberá realizarse de nuevo durante 20 minutos durante el día y otra vez antes de acostarse.

Con el tratamiento en marcha, el acrocordón cambiará de color, indicando que se está muriendo. Será necesario proseguir con compresas de vinagre de sidra de manzana. Esto puede tomar algunos días o incluso un par de semanas para que produzcan resultados visibles pero es sin duda uno de los métodos más seguros y más fáciles para deshacerse de estas lesiones.

El aceite del árbol del té

Con unas importantes propiedades antisépticas y su capacidad para eliminar las infecciones fúngicas a la vez que alivia la piel, el aceite del árbol del té es un tratamiento seguro y eficaz frente a los pólipos fibroepiteliales.

Para ayudar a librarse de los pólipos fibroepiteliales, se deberá aplicar de 6 a 8 gotas de aceite del árbol del té de gran calidad a una bolita de algodón esterilizada y la fijaremos a la piel con una tirita. Tras 15 minutos se deberá retirar el vendaje y se repetirá la operación tres veces al día hasta que el tumor se suelte.

La mayoría de la gente tolera bien las aplicaciones tópicas del aceite del árbol del té, pero si uno siente cualquier molestia, enrojecimiento o picores, se deberá dejar de usarlo.

El aceite de orégano

Como miembro de la familia de la menta, el aceite de orégano puede ayudar a aliviar los problemas de piel, especialmente en el caso de los molluscum pendulum. El aceite de orégano tiene potentes efectos antibacterianos y antiinflamatorios.

Es fundamental mezclarlo con otro aceite de acompañamiento, como el aceite de coco o el aceite de almendra, antes de aplicarlo sobre la piel. Se deberá mezclar 2 gotas de un aceite de acompañamiento con 4 gotas de un aceite de orégano de alta calidad y aplicaremos la mezcla tres veces al día sobre las partes afectadas. No es necesario cubrirlo con una gasa, pero deberemos evitar aplicar este aceite sobre una piel con fisuras o irritada.

El yodo

Una aplicación tópica de yodo líquido puede ayudar a eliminar los molluscum pendulum. Este compuesto funciona al romper las células de la piel. Por ello, es extremadamente importante aplicarlo únicamente sobre la zona afectada y evitar la piel sana de alrededor. Para curarse en salud, aplicaremos cuidadosamente aceite de coco sobre la zona que rodea al acrocordón para crear de esta forma una barrera. A continuación aplicaremos un par de gotas de yodo con un bastoncillo para los oídos esterilizado. Se deberá repetir esta operación dos veces al día hasta que caiga el pólipo fibroepitelial.

El ajo, otro tratamiento para los acrocordones

Pese a que sea el menos usado de esta lista, el ajo aplastado ha sido utilizado durante generaciones para tratar las verrugas y los molluscum pendulum. Basta con aplastar una diente de ajo grande con un cuchillo para liberar los potentes aceites del ajo y de fijarlo con un vendaje sobre el pólipo fibroepitelial. El mejor resultado se producirá cuando se lleven a cabo aplicaciones nocturnas continuas. Por lo mañana, se debe limpiar bien y secar la zona.

Compra enseguida el Bioxin y di adiós a tus acrocordones

¿Cómo quitar los acrocordones mediante electrocauterización?

La cauterización eléctrica es un proceso mediante el cual un instrumento se calienta eléctricamente y después se aplica al molluscum pendulum para quemar sus células. No requiere medicamentos vendidos en farmacia. A diferencia de ciertos tratamientos naturales caseros, el proceso es llevado a cabo por un profesional de la salud titulado. Esto implica generalmente las siguientes etapas:

  • La zona se limpia
  • La zona se insensibiliza gracias a un anestésico local
  • La aguja se calienta y se aplica sobre el tumor
  • El contacto de la aguja con la lesión quema sus células
  • Las células quemadas se retiran de la zona
  • Algunos médicos envían una muestra de células al laboratorio
  • Se aplica una gasa sobre la zona tratada.

La electrocauterización es un método de corrección rápido. Un tratamiento normal tarda unos 20 minutos. Es también el más barato. La electrocauterización es menos costosa que otros métodos quirúrgicos como la criocirugía y la terapia con láser. Una única sesión suele ser generalmente suficiente.

Sin embargo, es un método invasivo y doloroso. El dolor post tratamiento suele persistir durante un par de días. Aunque el tratamiento se realiza en poco tiempo, la curación de la herida tarda mucho más tiempo. Además, no es apta para personas que tengan un gran número de pólipos fibroepiteliales. Aunque sea un método rápido para una lesión o dos, puede tardar una eternidad para aquellas personas que tengan un gran número de ellos. En esos casos, requerirá mucho tiempo, dinero y esfuerzo. El dolor del post tratamiento en esos casos es atroz. El mayor inconveniente de éste método es que puede dejar cicatrices.

Appliquer la crème Bioxin

La crema Bioxin también es un excelente tratamiento para suprimir los acrocordones

¿Cómo tratar los molluscum pendulum mediante crioterapia?

La crioterapia, también denominada criocirugía, es uno de los mejores tratamientos para este mal. Se usa para quitar los pólipos fibroepiteliales, destruyendo el tejido cutáneo usando nitrógeno líquido para congelar las células de la piel hasta que se mueran. El nitrógeno líquido se aplica sobre la zona afectada durante un par de segundos, en función del emplazamiento y del diámetro de la lesión y de la profundidad recomendada. El tratamiento en farmacia dura menos de un minuto y es, salvo una ligera sensación de quemadura, indoloro.

Según la opinión de los especialistas, los efectos secundarios de este tratamiento son escasos, pero pueden incluir una cierta sensibilidad del lugar del tratamiento. La zona tratada será más llana y mas lisa, pero no se parecerá a la piel de al lado normal. Esto puede suponer que tenga un color distinto y parecerse a una pequeña cicatriz aparente. Normalmente, la zona tratada no requiere ningún cuidado particular durante la sanación, pero debe ser mantenida limpia. Habrá que evitar quitar la costra que se forma ya que tras un cierto tiempo se caerá por sí sola.

Según los médicos, las personas que sufran de un resfriado o de la enfermedad de Raynaud no deben seguir este tratamiento. Los pacientes que tengan una piel con una fuerte pigmentación deben tratarse con cuidado ya que son susceptibles de curarse con unas cicatrices híper o hipo pigmentadas.

Inmediatamente después del tratamiento, salvo una ligera molestia, parecerá que nada le ha ocurrido a la piel. Gradualmente a lo largo de los días siguientes se generará hinchazón, enrojecimiento y a veces ampollas. Las ampollas pueden surgir en las siguientes 24 horas. Habrá que dejar seca la zona tratada hasta una semana si es posible. No son necesarias las gasas salvo que surjan ampollas.

Si se produce una hinchazón, puede drenarse con una aguja esterilizada y se debe colocar una gasa limpia, seca y no pegajosa. Tras esta etapa, se producirá la curación. Este es habitualmente absolutamente indoloro y no deja más que una ligerísima cicatriz o incluso ninguna en absoluto.

Según la opinión de los cirujanos, puede ser necesario más de un tratamiento. Los tratamientos pueden repetirse con total seguridad, tras un intervalo de al menos dos semanas, si fuera necesario. Para evitar las cicatrices, es preferible tratar las lesiones recalcitrantes.

¿Cómo eliminar los acrocordones mediante extirpación quirúrgica?

Crème Bioxin, un traitement efficace contre les acrodorchonsLa extirpación quirúrgica es otro modo de lograr quitar el tumor con un médico y se suele usar habitualmente para los casos de acrocordones de la piel que son considerados como grandes, pese a que las pequeñas lesiones pueden quitarse con este método.

Acudir a una consulta antes de recibir una extirpación quirúrgica es normalmente obligatorio. Durante la consulta, el médico determinará si la extirpación quirúrgica es el mejor método para quitar las lesiones y si existen factores de riesgo que pudieran hacer que el proceso fuese más complicado. Durante la consulta, es probable que se le pregunte al paciente por:

  • La naturaleza de sus acrocordones, cuándo surgieron, si son dolorosos o si siguen creciendo
  • Sus antecedentes médicos, y en particular si ha tenido problemas cutáneos o de tumores cancerígenos
  • Su estilo de vida, ya que el tabaquismo puede frenar el proceso de curación así como ciertos suplementos con base de plantas que deban dejar de tomarse antes de la extirpación.
  • Sus dudas con respecto al procedimiento

El tumor también será examinado para asegurarse de que es un acrocordón y no otra cosa. Si el médico o el dermatólogo no están seguros, es posible que decidan tomar una muestra de la excrecencia y la examinen para saber exactamente de qué se trata. Este procedimiento es denominado biopsia, pero no es necesaria en todos los casos.

Antes de recibir la extirpación, hay que consultar a un médico para asegurarse que el procedimiento es el método correcto para quitar estas lesiones. Durante el procedimiento de la extirpación quirúrgica el acrocordón es literalmente cortado con un escalpelo. Una vez el tumor extirpado, se ejerce una presión sobre la zona para detener cualquier sangrado. También se usará un antiséptico para prevenir cualquier infección. La extirpación quirúrgica produce un resultado instantáneo.

Durante el procedimiento, la zona que rodea al molluscum pendulum es susceptible de ser anestesiada por un anestésico local. Esto garantizará que el paciente sufra una cantidad mínima de dolor cuando el tumor es extirpado. Ciertas personas también reciben un sedativo, aunque la mayoría permanecen despiertas durante el proceso y no lo consideran demasiado estresante. Tras la extirpación, la mayoría de los pacientes pueden marcharse después de una o dos horas.

Los pequeños acrocordones quitados mediante extirpación quirúrgica suelen curarse muy rápidamente sin ninguna cicatriz o dejando tan sólo una pequeñísima cicatriz. Los mayores molluscum pendulum pueden causar algunas complicaciones una vez extirpados y algunas cicatrices pueden producirse. Los sangrados también son más susceptibles de surgir cuando se extirpas grandes placas de piel.

Además de estas técnicas, algunos productos vendidos en farmacia permiten acabar con esta patología. Existen también unos kits que permiten que uno mismo se quite estas lesiones. Se trata generalmente de kits de crioterapia que permiten congelar los tumores antes de su retirada. Sencillos de usar, estos kits pueden ayudar a acabar fácilmente con esta afección tan antiestética.

Pide ahora la crema Bioxin para hacer desaparecer tus acrocordones